“Ambas alternativas para la sustentación de la pieza ofrecen distintas ventajas prácticas y visuales”

A la hora de elegir entre muebles de baño suspendidos o apoyados en el suelo al margen de tener en cuenta las preferencias estéticas hay que atender a aspectos como las características del cuarto de baño.

Asimismo, en caso de optar por la sustentación se puede escoger entre diversas posibilidades, siendo las soluciones que están actualmente más extendidas las patas, las bases de metal y los zócalos, para cuya elección entran de nuevo en juego tanto factores funcionales como estéticos.

Con todo, tanto los sistemas de sujeción para la suspensión como de apoyatura han evolucionado mucho, de manera que por ejemplo las patas ya no tienen por qué ser ese elemento feo que no hacía más que estorbar para la limpieza

LA DISYUNTIVA ENTRE MUEBLES DE BAÑO SUSPENDIDOS O APOYADOS EN EL SUELO

Optar entre Muebles de baño suspendidos o apoyados en el suelo depende primeramente de las necesidades de uso, teniéndose que considerar factores como el espacio disponible, la capacidad de almacenamiento requerida o la facilidad de limpieza. Así, la cosa cambia mucho si se trata de una pieza para un aseo, un baño de una habitación de matrimonio u otro familiar que pueda ser utilizado por varias personas. Mientras que en lo referente a los criterios estéticos, entrarían en juego aspectos como las volumetrías o la conveniencia de evitar la sensación de recargamiento en espacios pequeños.

MUEBLES DE BAÑO SUSPENDIDOS

Los muebles de baño suspendidos tienen como grandes ventajas:

  • Ocupan menos espacio, por lo que son ideales para baños pequeños, facilitando además mucho la limpieza.
  • Confieren una elegancia minimalista a la estancia, transmitiendo una sensación visual mucho más ligera.
  • Permiten dar otro uso al espacio que queda hasta el suelo, sin que por ello se resientan las capacidades de almacenamiento.

VER MUEBLES DE BAÑO SUSPENDIDOS  DE COLECCIONES DE MADERÓ ATELIER: TETRIS | MUST ZENIT | ÁTICA |

  MUEBLES DE BAÑO APOYADOS

En la actualidad hay múltiples opciones para la apoyatura en el suelo de los muebles de baño: patas (que han evolucionado mucho), zócalos, bases de metal, etc. Entre las múltiples ventajas de este tipo de sustentaciones destacan:

  • Permiten un mayor realce de la piezas, ya que son más voluminosas, con lo que el mueble gana mucho en protagonismo, algo que es particularmente interesante si destaca por su empaque y elegancia.
  • Resuelve problemas de sustentación en cuartos de baño que por ejemplo no permitan la sujeción a la pared porque no sea lo suficientemente resistente.
  • Más capacidad de almacenaje: su mayor longitud permite disponer de más elementos para el almacenamiento, ya sean armarios o cajones.

VER MUEBLES DE BAÑO SUSPENDIDOS  DE COLECCIONES DE MADERÓ ATELIER:  VELVET | CROCHET |

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *